Salto al vacío

Al principio todo era silencio, en un tablero de ajedrez las piezas morían sin proferir grito alguno.

Miré a la luz del otoño con el verdor primaveral, también en silencio. Y el otoño, al principio, desconfiado, pensaba que tan sólo sería una trampa para que se confiara y después gastarle la pesada broma…

Pero no fue así, la primavera le demostró que su confianza depositada en ella tenía un gran valor que no traicionaría.

“Déjate caer, no tengas miedo y confía en mi, te recogeré entre mis brazos”

El otoño dudó pero accedió, y así primavera volvió a cumplir con su palabra… en un salto al vacío. Otoño entre los brazos de primavera… esta alzo su mentón con el dedo después de un largo silencio abrazados y le besó.

Como eros y psique… ¿no?

I L D

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s