Cuento Zen

Eran dos gatos uno joven e inquieto y otro adulto y calmado. El gatito no paraba de dar vueltas tratando en vano de agarrar su cola con su boca.
El gato le pregunto al gatito “¿Porqué persigues tu cola? a lo que el gatito respondió “Porque he descubierto que mi cola es la felicidad”

“Yo también se que mi cola es la felicidad pero cuando trato de alcanzarla se me escapa, sin embargo cuando sigo mi camino ella se me acerca”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s