Carta jamás enviada (año 2010)

Imagen

Somos tan distintos que constantemente pienso que hago las cosas mal o tengo miedo de hacerlas mal. Es difícil discutir contigo y demostrarte pensamientos. Tengo un enorme número de defectos que intento corregir (supongo que ideales perfeccionistas) pero hay una pregunta que me ronda la cabeza y me genera un mundo de paranoia. “¿porqué yo? ¿Qué puedo ofrecerte yo que nadie más pueda? ¿Realmente me quieres tanto como me dices? ¿Qué hay de mis defectos?”

A veces no se darles respuestas a estas preguntas, quiza por cuando hemos estado juntos me has besado y me has dicho que me quieres mucho, pero te cuesta hablarme de tus sentimientos que desde hace tiempo son inestables. Yo sin duda se lo que siento, y te lo digo y te cuesta creerme y me entristece.  

Me he dado cuenta en estos 16 dias sin ti que eres el azucar de mi café, sin ti me parece demasiado amargo al beberlo. Yo estaba convencido hace tiempo que no me sentiria nunca dependiente de nadie y sin embargo lo estoy, y quizas mi mayor problema es que he perdido amigos y ahora me encuentro solo.

Y no se bien como hacer nuevos amigos, como caerles bien (y tb que me caigan bien) quiero ser un poco más sociable y vivir un poco más lo bueno de la vida que me estoy perdiendo (lo cual no se si deriva de mi forma de ser o lo he asumido por imposible) Todo ha sido una constante evolucion desde abril, conoci a alguien interesante, me senti atraido, indague y me gusto, quede y me gusto, la abrace y me gusto, la bese y la quise. Cuando vuelvas comenzara la historia de nuevo, esta vez en clase y no se como vas a hacerlo.  

¿te sentaras conmigo? Y otras preguntas que nacen de la falta de cariño estos dias, igual a tu regreso después de una sobredosis de cariño me siento mas tranquilo y sosegado.

Lo cierto es que tengo ganas de regresar a la sensación de septiembre, de poder hablarte cada dia, de decirte y que me digas un te quiero, de verte. Quiza es como tu decias, un modo pause muy largo en el que cada uno ha seguido pasando el tiempo con la diferencia de que has vivido un buen tiempo y yo no (o al menos no he sabido apreciarlo) quiza para ti las cosas estan justo como cuando las dejamos el dia 22.

Yo llevo dias rallado, pienso que te has olvidado de mi o que ya no me quieres igual, quiza solo me bastaba un sms en que me dijeses “te quiero”.

 

Pero es que somos tan distintos…

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s