Ecos en el vacío

Tan sagrada como maldita es esta noche que me obliga a desahogarme en mis propios ecos y voces lanzadas a un universo virtual.

Todavía no logro saciarme y aún no se porqué, nadie logra llenar ese vacío que tengo en el alma y no hablo de amor… tan sólo una amistad plena…

Sin embargo, ¿Qué espero conseguir cuando soy yo el primero que rechaza a la gente? Pienso que no dan la talla que espero, pero la amistad es algo recíproco ¿Qué les puedo ofrecer a cambio? ¿Tan especial soy?

No sé Ghost… tal vez tu y yo nos quedemos siempre sólos, habrá que hacer el cuerpo.

Es peor sentirte solo que estarlo sin sentirlo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Textos solitarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s